De la misma materia con que se trenzan los sueños

Shakespeare decía que los humanos “estamos hechos de la misma materia con que se trenzan los sueños”. Es por eso que es tan importante evitar etiquetamientos que aplanan tecnocráticamente esta dimensión que, si no se vuelve enemiga, es fuente de enriquecimiento subjetivo. Saramago decía que “sin mis personajes no sería la persona que soy, sería sólo un esbozo, una promesa”.
IMG_0392